987 42 72 72

Calle Cristo, 11 Ofic A

24402 Ponferrada

987 42 72 72

Llámenos

De Lunes a Viernes

8:30 - 14:00 & 16:00 - 18:30 (Viernes tarde cerrado)

Secuelas del Covid-19 en la empresa: Un futuro complejo e imprevisible

Un reciente análisis realizado sobre la situación del mercado asegurador muestra que las duras condiciones actuales a las que éste se enfrenta en la actualidad, persistirán en el año 2021. El informe, que analiza las tendencias del sector durante el último trimestre de 2020 y el primero de 2021, arroja que las líneas de negocio que más podrían endurecer sus condiciones serán las de Daños Materiales, Responsabilidad Civil, Responsabilidad civil de administradores y Ciberriesgos.

Existe una clara y creciente falta de apetito por los riesgos complejos y por aquellos que arrastran un amplio historial de siniestros y acumulan pérdidas. Una vez más, la información y el tiempo son los factores más críticos para encontrar soluciones y posibles alternativas.

No cabe, en esta situación, esperar un retorno rápido a los precios “blandos” o a la competencia feroz desde el punto de vista de los precios; si bien sí que es de prever (de no producirse nuevas catástrofes) que los aumentos de las tasas comiencen a moderarse y sean más predecibles a partir de mediados del próximo ejercicio.

 Suben los precios

En este marco global, el endurecimiento de los precios se generaliza y afecta a todo tipo de riesgos, incluidos los más benignos. Los incrementos más altos se seguirán viendo en sectores específicos como alimentación/bebidas, energía, manipulación de residuos y reciclaje, industria química, automoción y, lógicamente, en riesgos con exposición catastrófica.

La información y la profesionalidad en el momento de estudiar y renovar los programas de seguros se convierte en un elemento clave para poder determinar la calidad de los riesgos. Además, la gestión proactiva de los riesgos, las medidas de prevención y el desarrollo de los planes de mejora a los que el cliente se había comprometido se están analizando con mayor detenimiento para considerar las condiciones de renovación.

Crecen las exclusiones por Covid-19 y Ciberriesgos

Otra de las conclusiones que arroja el estudio apunta a que en los últimos meses muchas compañías han anunciado la inclusión de manera ya generalizada de exclusiones específicas por Covid-19 en varias líneas de negocio, principalmente en las de Daños Materiales, Responsabilidad Civil y D&O; aunque algunas de ellas se siguen estudiando “caso a caso”. Se observa además un aumento de las nuevas exclusiones relacionadas con Ciberriesgos, principalmente en las pólizas de Responsabilidad Civil y Daños Materiales.

El análisis muestra también que las compañías de seguros mantienen una continua revisión de sus apetitos de riesgo, con el objetivo de controlar y limitar de manera mucho más minuciosa las exposiciones de sus carteras.

Por lo que respecta a los siniestros, y aunque se empiezan a conocer las primeras cifras sobre el impacto que el Covid-19 está teniendo en la industria aseguradora, todavía existe mucha incertidumbre sobre el alcance total y la duración que tendrá esta catástrofe. En este sentido se prevé un incremento de los siniestros rechazados y dificultades en los procesos de resolución de los mismos.

Líneas de negocio con mayores desafíos

Daños Materiales, Responsabilidad Civil, D&O y Ciberriesgos son, según el análisis, los sectores en los que el mercado asegurador se enfrentará a los mayores retos durante 2021. Las principales conclusiones en cada uno de ellos son:

  • Daños materiales:
    • Se están llevando a cabo ajustes tras analizar cuenta a cuenta en base a las características particulares de cada riesgo.
    • Se están incorporando exclusiones específicas por Covid-19.
    • Clara reducción del nivel de coberturas y de la capacidad local de los principales mercados.
    • Limitaciones en las capacidades cada vez mayores según la industria y la tipología de los riesgos. Los más afectados son alimentación y bebidas, automoción, reciclaje y manipulación de residuos, algunas tecnologías del sector energético, industria maderera, o industrias químicas.
  • Responsabilidad civil
    • Algunas aseguradoras están registrando ratios combinados que superan el 150%, lo que hace anticipar un entorno muy complicado para el futuro más próximo.
    • Es clara la retirada de capacidad y limitaciones en los apetitos de suscripción por parte de las aseguradoras.
    • Restricciones de coberturas y mayor endurecimiento de los términos y condiciones durante los próximos trimestres. Las exclusiones de mayor importancia son las de ciberriesgos, Covid-19 y enfermedades infecciosas.
  • D&O – Administradores
    • Muchas aseguradoras han dejado de suscribir nuevo negocio de D&O por el incremento exponencial en el número de reclamaciones de los últimos años, agravado además por la crisis generada por el Covid-19.
    • Reducción general de la capacidad principalmente para los riesgos más complejos. En el mercado de Londres, principal mercado del mundo, varias compañías de referencia han puesto sus carteras en run-off con la intención de abandonar por completo esta línea de negocio.
    • La siniestralidad y evolución de precios del seguro de D&O se manifiestan al alza, tanto en siniestralidad como en primas, esperándose un endurecimiento aún mayor tanto en 2020 como en 2021.
  • Ciberriesgos
    • Para esta tipología de riesgos las pérdidas siguen aumentando y muchas aseguradoras han tomado la decisión de reducir su interés en la suscripción.
    • El teletrabajo ligado al Covid-19 ha conducido a un aumento de la actividad de phishing y hacking, llegando a provocar ataques cibernéticos con reclamaciones superiores a los 10.000 millones de dólares.
    • Los mercados de seguros están introduciendo nuevos y estrictos controles de suscripción en respuesta al creciente número de siniestros declarados y están considerando la posibilidad de adoptar medidas adicionales.

La mayoría de nosotros recordaremos el 2020 como un annus horribilis. El coronavirus continúa dañando nuestra sociedad y nuestras economías, y ha acelerado de manera clara el endurecimiento del mercado asegurador. Ello sin olvidar el más que previsible incremento en los impuestos al seguro con que el gobierno quiere obsequiarnos. ¿Cuánto tiempo durará? Resulta muy difícil señalar una fecha, pero lo que sí podemos afirmar es que ambos terminarán, aunque dejarán cambios significativos para la industria del seguro.

Todo pasará, cierto; pero es absolutamente necesario, y hoy más que nunca, acudir al mejor y mas profesional asesoramiento posible, haciendo de nuestra cobertura aseguradora una piedra angular para la subsistencia en el futuro.

 

 

Otros artículos