La importancia real de los planes privados de pensiones, y su necesidad.

Los ministros de Universidades, y Seguridad Social encabezan la lista de altos cargos con mayor aportación a su plan de pensiones privado… además de Pablo Iglesias y su cónyuge.

Cumpliendo con los compromisos de transparencia que marca la normativa, el Ministerio de Política Territorial y Función Pública ha publicado este viernes (26.03.21) los datos patrimoniales de los altos cargos del Gobierno, revelando la situación de las finanzas públicas de los miembros del Consejo de Ministros.

El listado, publicado en el BOE, revela que el alto cargo más acaudalado del Ejecutivo es el Ministro de Universidades, Manuel Castells, por la parte de la coalición de Unidas Podemos, con 2,19 millones de euros en inmuebles; 324.280 euros en depósitos; 1,4 millones en seguros de vida y planes de pensiones; 21.878 euros en otros bienes y 1,1 millones de pasivo.

Le sigue en el listado el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, el ex-director de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá. El responsable de gestionar las pensiones públicas españolas cuenta, entre otras cosas, con 255.522 euros en seguros de vida y planes de pensiones privados. Su patrimonio supera los dos millones de euros sumando 398.606 en bienes inmuebles; 17.150 en depósitos; 769.736 euros en acciones cotizadas y bonos; 397.958 euros en títulos de compañías no cotizadas; y 32.000 euros en otros bienes, además de los seguros y un pasivo de 296.338 euros.

También entre los primeros puestos se encontraría el todavía vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que dejará su cargo el próximo martes para concurrir a los comicios electorales de Madrid.  Iglesias cuenta con 233.282,15 euros en bienes inmuebles; 111.098,10 euros en depósitos; 187.500 euros en seguros de vida y panes de pensiones, 8.000 euros en otros bienes y 231.156 euros en pasivo financiero.

Su pareja, y ministra de Igualdad, Irene Montero, está también en el tramo alto del listado con 335.049 euros en inmuebles; 107.420 euros en depósitos; 187.500 en seguros y planes de pensiones y un pasivo de 231.156 euros. El hecho de tanto Iglesias como Montero compartan la misma cuantía de financiación como de planes de pensiones y seguros parece indicar que esta última partida responde a productos financieros que su entidad les impuso a cambio de concederles la hipoteca compartida por su chalé de Galapagar.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se sitúa algunos escalones más abajo del listado, con 180.794,88 euros en bienes inmuebles; 73.159,87 en depósitos; 5.550,4 en títulos de firmas no cotizadas: 85.865 en seguros de vida y planes de pensiones; 27.609 en otros bienes y un pasivo de 161.329 euros.

Estos son algunos de nuestros gobernantes, aquellos que penalizan el ahorro privado en sistemas de pensiones privadas, cuando ellos mismos consideran que es una herramienta ideal para complementar la pensión de jubilación que puedan recibir (o no) de la seguridad social el día de mañana.

Resulta chocante por tanto que aquellos que tratan de hacernos creer en las pensiones publicas, salvaguarden su futuro con planes privados. Los planes privados de pensiones no es un lujo al alcance de unos pocos, es una absoluta necesidad para disponer de un futuro mas sosegado desde el punto de vista económico. Cada cual debe ahorrar cuanto sea capaz, pero en modo alguno es honesto dilapidar un sistema de ahorro que ayuda a garantizar un mañana.

 

Otros artículos